El Carro de la Muerte

El Carro de la Muerte

Uno de los miedos más antiguos y arraigados del hombre es la muerte. Muchas, sino todas las culturas, poseen todo un universo de relatos y mitos relacionados con el fin de la vida. En algunas historias la muerte es sinónimo de paso a la verdadera vida en un plano superior, también es simplemente el final de esta vida terrenal para dar paso a la siguiente en el interminable movimiento de la rueda de las reencarnaciones. Pero en otros es el final absoluto e irremediable de toda posibilidad de regreso.

Sea como sea morir es un evento al que teme la mayoría de las personas, y por eso no es de extrañar que se hagan historias de terror al respecto. Una de estas historias es El Carro de la Muerte. Un misterioso automóvil, de modelo y dimensiones variables, que recorre los caminos en la noche buscando a aquellos que están por morir. En Guatemala, por ejemplo, este carro es un coche antiguo, tirado por caballos negros y guiado por un chofer vestido también completamente de negro que nunca abandona su puesto.

En el relato particular de Guatemala el carro de la muerte tiene la particularidad de que parece avanzar dentro de su propio tiempo. Pues, según cuentan aquellos afortunados que se han cruzado con él y luego vivieron para narrar sus experiencias, este coche antiguo en apariencia se mantiene estático mientras el sonido de las ruedas sobre la calzada se hace más y más fuerte, hasta que de pronto llega a donde se encuentra la incauta víctima, o el necio mirón que quiere comprobar la veracidad de esta historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *